Entrevistas

Son 10 mil en 10 años

Proyecto MAUCO de Molina ya cuenta con más de 2 mil 300 personas encuestadas

Es primera vez en la historia del país que se observará y evaluará la historia natural del cáncer y las patologías cardiovasculares, cuya incidencia en dicha zona, es de las más altas de Chile

9P1Z0643TALCA.- La cohorte (estudio epidemiológico) que fue lanzada en noviembre del año pasado ya cuenta con un avance importante, pues a la fecha han encuestado a más de 2 mil 300 molinenses y son 10 mil en total durante un periodo de 10 años.
El estudio científico contempla la realización de encuestas, toma de muestras biológicas y otros indicadores, que permitirán dar cuenta de los factores biológicos y ambientales que predisponen al desarrollo de inflamación crónica y de enfermedades, tales como: cáncer de vesícula, patología que es primera causa de fallecimiento oncológico en mujeres chilenas. En ese contexto, se ha creado un banco de información y muestras biológicas, localizado en Molina y Santiago, posibilitando con ello el avance de los estudios.
Así lo confirmó la líder del Proyecto Mauco, la doctora Catterina Ferreccio (PUC) quien agradeció en primera instancia la colaboración que están recibiendo de parte de la comunidad de Molina, el municipio, el hospital, la Universidad Católica del Maule y el Servicio de Salud, destacando el trabajo mancomunado que va a contribuir con la salud pública de nuestro país, entregando propuestas para controlar los daños que están causando las enfermedades crónicas.

BUENA DISPOSICIÓN
Según explicó Ferreccio, durante este primer año se han abocado a desarrollar la infraestructura en Molina, habilitar los espacios, poner en práctica los convenios con el Servicio de Salud, el hospital, la Seremi de Salud y así poder acceder a todas las fichas clínicas de las personas que llegan a hospitalizarse.
“Primero corresponde el empadronamiento, donde Técnicos en Enfermería capacitadas se le asigna una manzana y van casa por casa captando gente entre 38 y 74 años. La segunda parte es que las personas que aceptaron participar firman una carta de consentimiento. Después se les aplica una encuesta que considera: lugar de origen, enfermedades que ha padecido, hospitalizaciones, operaciones, diagnósticos médicos; y también estilos de vida como: la alimentación, actividad física, ocupación, dónde ha trabajado y si ha estado expuesto a químicos, dónde, cuándo y cuánto tiempo.  Un detalle no menor es saber la parte socio-económica y nivel educacional de los encuestados”, aclaró Ferreccio.

SEGUIMIENTO
Después de la encuesta, a la población se le realizan tests cognitivos (peso, talla, presión, fuerza muscular, cantidad de grasa que tiene, electrocardiograma y ecografía abdominal) que se van repitiendo cada dos años, donde se ve cómo va el estado de la salud y si es que se deteriora.
“Lo correcto es esperar que a los cinco años estén las 10 mil personas ingresadas y con una base de datos depurada, pero igual uno puede ir haciendo análisis en el transcurso de la investigación.  Pero, vamos bien en el ritmo de ingreso. En este momento los exámenes de sangre que hacemos son de perfil lipídico, función hepática y glicemia. Pero más adelante se pueden hacer estudios de biomarcadores más sofisticados. Lo más probable es que al término de este año hagamos un análisis de las primeras 3 mil muestras”, indicó la líder de Mauco.

INVESTIGACIÓN
La investigación seguirá a 10 mil personas de la comuna de Molina durante 10 años para estudiar factores de riesgo de enfermedades crónicas. Participan las universidades Católica, de Chile y la colaboración de la Católica del Maule con financiamiento del Fondo de Desarrollo de Áreas Prioritarias -Fondap-, de Conicyt.
El objetivo es entender por qué en Molina existe una prevalencia de enfermedades cardiovasculares y cáncer. Y que a partir de lo que nosotros logremos entender podamos extrapolarlo al resto del país y lograr política pública”.

Extraído de: http://www.diarioelcentro.cl/?q=noticia&id=26393