Niñas, niños y adolescentes reales de la zona de sacrificio de Quintero y Puchuncaví son quienes protagonizan “Respirantes: les niñes del nuevo viento”, miniserie de no ficción dirigida a un público infantil que se estrenará el 4 de marzo. Representados como títeres, cuentan con sus propias voces cómo les afecta la contaminación y cómo se han organizado para mejorar su calidad de vida.

“Me gustaría que el presidente y dueños de las empresas se pusieran la mano en el corazón y pensaran un minuto en nosotros. Nos están envenenando y matando poco a poco. Pero, por sobre todo, que entiendan que tenemos derecho de respirar un aire sin contaminación”, dice Annais Medina, quien a sus 11 años es paciente respiratoria crónica y ha estado internada más de una vez por este problema.

Ella es una de las protagonistas de “Respirantes: les niñes del nuevo viento”, miniserie infantil de tres capítulos que nace de una investigación periodística sobre la situación que se vive en las comunas de Quintero y Puchuncaví, con especial énfasis en el profundo impacto que ha tenido en la infancia el convivir con un cordón industrial de empresas termoeléctricas, fundiciones, almacenaje de combustible y puertos de cobre y carbón, entre otras.

La investigación derivó en una innovadora propuesta audiovisual que se construyó en base a entrevistas a niños, niñas y adolescentes, que en la serie son representados a través de títeres para contar su historia con su propia voz. A los testimonios se suman datos de investigaciones científicas y sociales en la zona, archivo de prensa, fotos antiguas, entrevistas a personas expertas, a habitantes del lugar y a organizaciones como Mujeres en Zona de Sacrificio y Movimiento por la Infancia de Quintero y Puchuncaví.

Nube y Gaviota

Toda la información es narrada de forma entretenida a través de Nube y Gaviota (los únicos personajes de ficción) y la aventura que emprenden para entender lo que pasa en Quintero y Puchuncaví, donde los niños y las niñas no hacen las mismas cosas que suelen hacer las personas de su edad, como jugar en la plaza o correr en los recreos. Con recursos como stopmotion, croma y papelería hecha a mano, explican qué son las industrias, las zonas de sacrificio y el calentamiento global. Su aventura da un giro al conocer que los mismos niños y niñas se han organizado para enfrentar la situación, alzándose como actorías proactivas en la lucha contra la crisis climática.

La llamada “zona de sacrificio” sabe de desastres ambientales: Derrames de petróleo, varamientos de carbón e intoxicaciones masivas han ocurrido en los últimos años. La última fue en 2018, cuando más de 1.000 niños, niñas y adolescentes fueron atendidos y atendidas en servicios de urgencia, presentando vómitos, mareos y desvanecimientos.

Como respuesta, la infancia y adolescencia del lugar se organizó y lideró protestas multitudinarias. La Corte Suprema acogió el reclamo de la comunidad y reconoció que el Estado falló en la protección de la infancia y ordenó a los servicios públicos y a las empresas emplear 15 medidas de reparación.

“Los niños, niñas y adolescentes de Quintero y Puchuncaví llevan años sufriendo de la situación de afectación al derecho a la salud, educación y a vivir en un medio ambiente libre de contaminación. Pese al fallo de la Corte Suprema, siguen enfrentando episodios de contaminación que afectan su desarrollo y sus vidas”, dice Patricia Muñoz, defensora de la Niñez, quien será parte del foro de lanzamiento de la miniserie.

“Derecho a participar de la toma de decisiones”

Respirantes se estrena el próximo 4 de marzo a las 18 hrs. con un foro de lanzamiento (inscripciones en este link). En la instancia participarán niñas, niños y adolescentes del lugar, además de Katta Alonso (Mujeres en zona de sacrificio), Camila Ponce (dirigenta estudiantil), Manuel Pizarro (Movimiento por la Infancia de Quintero y Puchuncaví), Patricia Muñoz (Defensora de la Niñez), Sandra Cortés (epidemióloga) y Diego Ibáñez (diputado). El encuentro también se transmitirá en vivo en las plataformas de Facebook y YouTube de MediAmbiente. Los tres capítulos quedarán liberados en YouTube ese mismo día.

“Niñas, niños y adolescentes tienen derecho a participar de la toma de decisiones y también de recibir información de calidad sobre la actualidad. Es algo que no suele considerarse y nos quisimos hacer cargo de esto. Entender lo que está pasando les permite salir de una posición de víctimas pasivas, formarse una opinión propia e incluso decidir tomar medidas para cambiar la realidad si les parece necesario hacerlo”, dice Greta di Girolamo, periodista a cargo de la investigación y guión de la serie.

La producción estuvo a cargo de un equipo multidisciplinario de MediAmbiente y fue financiada por el fondo semilla entregado por Clik Hub y la Fundación Futuro Latinoamericano a MediAmbiente para implementar un proyecto de comunicación efectiva de cambio climático en América Latina.

Leer noticia completa en www.elmostrador.cl