La epidemióloga e integrante de la Mesa COVID-19, Catterina Ferreccio, destacó que actualmente “las decisiones se están tomando de manera muy cerrada, entonces la población se confunde y no entiende nada”.

Catterina Ferreccio, epidemióloga e integrante de la Mesa COVID-19, enfatizó en la necesidad de vacunar a los adultos mayores y personas con enfermedades avanzadas, aseverando que “alguien de 80 años tiene 1.000 veces más riesgo de morir que alguien menor de 40”.

En entrevista con 24 AM, la experta destacó que “los países inteligentes parten de adultos mayores, porque es fácil de identificarlos. Mostrar el carnet es lo más expedito de segregar y así la vacuna no se te va a otros lugares”.

Remarcó que los enfermos graves deben ser ciudadanos cuyos diagnósticos estén en una fase más avanzada o tengan más de un padecimiento, “entonces no por tener una hipertensión será grave”.

Complementó que la principal falencia de la pandemia en Chile ha sido el control de la trazabilidad y cómo el Estado incentiva e informa a la gente para respetar las medidas sanitarias.

“Estas dos partes no están engranando, porque las decisiones se toman muy cerradas y la población se confunde, no entendiendo nada”, añadió.

Asimismo, respecto a la posibilidad de que este lunes se informen nuevas cuarentenas en la región Metropolitana u otras zonas del país, Ferreccio subrayó que el confinamiento “es una medida de urgencia cuando no se tiene otra opción y cuando haya peligro inminente de sobrepasar la capacidad de los hospitales”.

“Ahora tenemos menos reservas que en marzo. Esto es menos reserva en el personal médico y la población”, dijo, expresando que en la ciudadanía hay menos “voluntad, energía y voluntariedad de acatar la información recibida”.

Ver nota completa en www.24horas.cl