Los llamados “obesos sanos” son quienes presentan un alto índice de masa corporal, pero no padecen problemas metabólicos, ni riesgo cardiovascular. Este concepto, que aún es incipiente y se encuentra en fase de investigación, plantea una nueva visión sobre el IMC en nuestro cuerpo como medida de obesidad.

Ver nota completa: La Tercera TV