Aunque los números actuales “nos llenan de esperanza”, hay que seguir atentos a la capacidad hospitalaria y la reproducción del virus, expuso Catterina Ferreccio.

Afirmó en Cooperativa que no se puede evaluar el relajamiento de medidas restrictivas hasta no tener “un 15 por ciento o más de camas UCI libres”.

La epidemióloga Catterina Fereccio, integrante del Consejo Asesor Covid-19, aterrizó el concepto de la “leve mejoría” acuñado por el Ministerio de Salud sobre el estado de la pandemia en Chile y precisó que, entre los indicadores destacados, la tasa de positividad sólo muestra la capacidad de testeo, pero no es reflejo de la transmisión del coronavirus.

En el balance de hoy. el ministro Enrique Paris resaltó que hubo una reducción de 14 por ciento de casos confirmados a nivel nacional durante la última semana, y también que la tasa de positividad -contagios confirmados respectos a exámenes PCR- se redujo diariamente en tres por ciento desde el martes (29,94 a 26,64 por ciento); eso mientras la positividad acumulada sigue subiendo y se sitúa en 25,27 por ciento.

En conversación con Lo Que Queda del Día, la experta expuso que en la pandemia se deben medir tres indicadores, y uno de ellos “es que baje la tasa de reproducción (Rt) de la epidemia, que un caso ya no contagie a dos, a nadie”.

En ese marco, afirnó que “la tasa de positividad es un indicador de nuestra capacidad de pesquisa”, considerando que Chile superó el millón de testeos con casi 260 mil casos confirmados, “pero no de cómo está la infectividad ni la infección de persona a persona”.

“Lentitud para montar la Atención Primaria”

En el mismo sentido, apuntó que “cuando uno entra en una franca disminución de la transmisión y (el Rt) está bajo 1,0, uno puede respirar”.

Pero también, sostuvo, para evaluar en relajar cualquier medida restrictiva, “hay que mirar lo que está pasando en los hospitales, en las UCI, con los ventiladores y la gente que está quedando hospitalizada en consultorios”, puesto que “mientras no se despeje y no tengamos un 15 por ciento o más de camas libres en las UCI, no podemos pensar en nada más que mantener la situación lo más controlada posible”.

Además, hay que considerar que “haya capacidad del sistema hospitalario para recibir (pacientes) no solo Covid, sino que vuelva a la normalidad; y lo tercero, tener montado el sistema de detección, de rastreo y aislamiento de los casos que van a seguir ocurriendo, porque van a seguir ocurriendo durante un año”.

Cuestionó, en ese contexto, que “hemos sido súper lentos en montar la respuesta de la Atención Primaria, recién la estamos formando, todavía no salen los documentos prácticos para que trabajen en terrneo, y estamos a tres meses (de que llegó el coronavirus a Chile); es la que va a permitir que no tengamos cuarentena, porque es la que va a estar controlando que no haya transmisión comunitaria, porque van a detectar y aislar”.

De todas maneras, valoró que esa “leve mejoría” que viene mencionando el Minsal “la leemos como una respuesta positiva de parte de la población, que nos llena de esperanza, que siga esta tendencia”, y que “sirve para que la gente sepa el esfuerzo que estamos haciendo”, pero teniendo en cuenta “la experiencia previa y el error que cometimos de bajar las manos prematuramente”.

Ver nota completa en www.cooperativa.cl