Catterina Ferreccio, integrante del Comité Asesor Covid  e investigadora ACCDIS, se declaró partidaria de repetir -por precaución- el sistema de celebraciones “en casa” que se aplicó durante las Fiestas Patrias de 2020.

Con la transmisión comunitaria de la mutación Delta, advirtió en Cooperativa el riesgo cierto de un cruce e intercambio de información genética entre ésta y la que en algún momento se denominó “cepa brasileña”, si es que se autorizan eventos masivos.

La epidemióloga Catterina Ferreccio, integrante del Comité Asesor Covid, manifestó en Cooperativa que está en contra de la realización de eventos masivos para Fiestas Patrias, debido a la posibilidad de la generación de una nueva cepa del virus, que mezcle las variantes brasileña (P1) y Delta.

En conversación con El Diario de Cooperativa, Ferreccio comentó que “ya teniendo al menos cuatro casos que no se sabe como se infectaron con la Delta, eso se llama transmisión comunitaria, porque no sabemos, no venían de viaje y no tuvieron contacto con viajeros, eso es realmente peligroso”.

“Por lo tanto pienso que tenemos que volver un poco atrás, por ahora ser lo más agresivo posible con estos casos, ver si la vacuna la podemos usar para controlar el brote”, añadió.

Para la experta, aunque “no lo hemos discutido como Consejo, yo creo que vamos a estar viendo lo que pasa con la Delta y probablemente vamos a recomendar algo así, fondéate en casa, porque yo personalmente creo que es demasiado peligroso permitir que estas variantes se encuentren en una fonda, intercambien información genética y nos encontremos con un super Covid chileno”.

Ferreccio explicó que se trata de las variantes “P1, que es la brasileña, que es la que llegó a Chile y nos produjo ese tremendo brote del que estamos saliendo, que si ustedes recuerdan hemos tenido mucho más casos que el brote anterior, incluso estando vacunados, o sea realmente es bien infecciosa, bien transmisible, pero no se demostró que produjera mayor mortalidad, sí que era más afín a los más jóvenes”.

“Sin embargo, la Delta es muchísimo más transmisible y se considera que puede ser uno de los virus más transmisibles que la humanidad conozca y por lo tanto todo lo que hemos hecho para mantenernos sin contagio, habría que duplicarlo y eso es súper difícil”, puntualizó.

Dosis de refuerzo

La académica apuntó que “la verdadera inmunidad de rebaño es con toda la población vacunada”, de modo que es necesario seguir ampliando el proceso y “bajar hasta los tres años de edad”.

En esa línea, indicó que el Consejo ha recomendado al Minsal “que la vacuna que llegue a Chile se gaste totalmente: o vacunamos a los rezagados o ponemos la tercera dosis o bajamos en edad”, hacia los niños más pequeños. La disposición de terceras dosis o, más exactamente, “dosis de refuerzo”, puede ser con cualquier vacuna; no es indispensable que se aplique a una persona la misma fórmula de sus primeras dos dosis, y debería comenzar por quienes se inocularon primero, desde finales del año pasado: personal de salud y adultos mayores, aseguró la experta.

Leer entrevista completa en cooperativa.cl