El Centro Avanzado de Enfermedades Crónicas, presidido por el Senador Universitario Sergio Lavandero, fue reconocido entre las mejores instituciones chilenas de investigación en el SCImago Institutions Ranking (SIR) 2020. Dentro de los aportes del ACCDiS está su colaboración para superar la emergencia por COVID-19 en el país.

Entre las mejores instituciones chilenas de investigación seleccionadas por el SCImago Institutions Ranking (SIR) 2020 se posicionó en tercer lugar el Centro Avanzado de Enfermedades Crónicas (ACCDiS) –dirigido por el Senador Universitario y académico de las Facultades de Ciencias Químicas y Farmacéuticas y de Medicina de la U. de Chile, Sergio Lavandero–.

A nivel latinoamericano destacó dentro de los mejores 30, mientras que en el aspecto de innovación alcanzó el séptimo lugar en la región. Este ranking anual clasifica a las instituciones de educación superior de todo el mundo según su desempeño en la investigación, resultados de innovación e impacto social.

El ACCDiS nació como un proyecto colaborativo entre la Universidad de Chile y la Pontificia Universidad Católica hace siete años, gracias al financiamiento del Proyecto FONDAP de la Agencia Nacional de Investigación y Desarrollo (ANID). Este centro multidisciplinario desarrolla investigación de alto nivel sobre los elementos genéticos, ambientales y sociales que determinan el desarrollo de enfermedades crónicas no transmisibles, como son las patologías cardiovasculares y el cáncer. Su objetivo es aportar con alternativas de prevención y tratamiento para incidir en propuestas de salud e impactar positivamente en el bienestar de las personas.

“Son enfermedades que tienen componentes que no son los tradicionales. Por lo tanto, prevenirlas es muy complejo porque muchas de ellas son conductas que aprendemos de manera muy temprana, por ejemplo, la obesidad”, explicó el Senador Universitario Sergio Lavandero en el programa radial Educación en el Aire.

Compromiso con la sociedad

Por medio de más de veinte disciplinas, que van desde las ciencias sociales hasta la medicina, los investigadores del ACCDiS abordan todas las dimensiones de estas enfermedades que son incurables. Para esto han desarrollado diversas iniciativas en contacto directo con la sociedad. Entre ellos está Mauco, un proyecto a largo plazo que consiste en observarar durante diez años a una parte de la población adulta de la comuna de Molina, Región del Maule, para estudiar los factores que influyen o previenen el desarrollo de algunas enfermedades crónicas.

“Nuestro quehacer es muy variado y súper enriquecedor. Durante estos años hemos tenido una aprendizaje mutuo, y esa es la clave del éxito para recibir este tercer lugar. Trabajar en equipo. Tenemos un selecto grupo de la Universidad de Chile y de la Universidad Católica. Siempre nos han visto como competidores, pero estamos demostrando que cuando unimos nuestros talentos en beneficio de la sociedad podemos hacer importantes contribuciones”, valoró el Senador Lavandero en Educación en el Aire.

La pandemia por COVID-19 ha convocado a todos los especialistas de la Universidad de Chile a buscar diversas soluciones a través de sus conocimientos. El ACCDiS está trabajando en distintas líneas para aportar con su experiencia en el análisis y la divulgación. Es por esto que cinco integrantes del centro participan de la mesa de expertos que asesora al Ministerio de Salud. Además, están entregando información a la Mesa de Datos, integrada también por los Senadores Universitarios Leonardo Basso y Jaime Ortega.

De acuerdo al director del ACCDiS, Senador Lavandero, esta crisis presenta la oportunidad para “demostrar que la ciencia está al servicio de las personas, sobre todo que los gobiernos y Estados tengan en consideración que los problemas se resuelven con conocimiento científico”.

Asimismo, el especialista señala que esta pandemia también evidencia la desigualdad a nivel socioeconómico que existe en el país. “Normalmente los más afectados son aquellos más desvalidos. De hecho, el impacto que tienen las enfermedades crónicas no transmisibles en los grupos más vulnerables es mucho mayor que en aquellos que tienen un estándar socioeconómico más alto. Por lo tanto, el coronavirus impacta con mayor atención a esos grupos y, por eso, no solo hay que ver el aspecto sanitario, sino que también el económico y el social”, manifestó el Senador Lavandero.

Ver nota completa en: www.uchile.cl