La conexión entre ambas enfermedades es el tema central de un comentario editorial publicado en la revista “Circulación” de la Asociación Americana del Corazón, elaborado por el profesor titular de la Facultad de Ciencias Químicas y Farmacéutidas de la U. de Chile y director del Centro de Estudios Avanzados de Enfermedades Crónicas (ACCDiS) Sergio Lavandero, junto a los investigadores Richard N. Kitsis y Jaime Riquelme. La pionera propuesta analiza la bidireccionalidad de ambas enfermedades crónicas, con una lectura diferente a la tradicional.

El descubrimiento de que un corazón que ha experimentado inicialmente infarto de miocardio y posteriormente progresa a insuficiencia cardiaca, es capaz de producir y secretar factores a la circulación sanguínea que estimulan al desarrollo de pólipos intestinales, mismos que son precursores del cáncer de colon, ha permitido describir la relación entre enfermedades cardíacas y el cáncer.

Así lo explica el comentario editorial Heart Disease and Cancer – Are the Two Killers Colluding?, publicado por un grupo de investigación conformado por Sergio Lavandero, académico de Ciencias Químicas y Farmacéuticas y director de ACCDiS,  Jaime A. Riquelme y Richard N. Kitsis, en la que estudiaron la relación entre ambas patologías, las que más vidas cobran a nivel mundial, describiéndolas como “dos asesinos coludidos”.

Anteriormente ya se había visualizado que podían existir conexiones entre estas enfermedades, tomando en cuenta algunos informes epidemiológicos que mostraban que aquellas personas con hipertensión, arritmia, insuficiencia cardíaca u otras enfermedades relacionadas al corazón, son más propensas a desarrollar cáncer.

Sin embargo, nunca se había demostrado un mecanismo, aún cuando en el Centro ACCDiS existen investigaciones que ven esa temática, apoyando tesis de doctorado y de post-doctorado que estudian esta interconexión.

Esta publicación se convierte en un importante hito, pues los temas en los que profundiza son precisamente el objeto de estudio del Centro. “Previamente conocíamos que existía un relación entre estas dos enfermedades, puesto que aquellas personas que son tratadas de cáncer con medicamento o radiación experimentan daño al corazón, por lo tanto se ha desarrollado una disciplina que se denomina Cardio-Oncología, para tratar de predecir y ayudar al tratamiento de estos pacientes con cáncer que experimentan problemas cardiacos”, explicó Sergio Lavandero.

El director del ACCDiS agregó que la publicación “coloca una perspectiva distinta que es al revés: cómo la enfermedad cardiaca predispone al desarrollo cáncer, por lo tanto para ACCDis es de vital importancia la publicación de este estudio y que simbólicamente sea en agosto, mes del corazón, tiempo en el que debemos informar y entregar datos sobre los factores de riesgo de las enfermedades que más aquejan a la población”.

Entre la información que entrega el artículo, se describen cinco moléculas que son capaces de estimular la proliferación de pólipos y el desarrollo tumoral, conformando una propuesta pionera al analizar la bidireccionalidad de estas enfermedades crónicas, mostrando una mirada distinta a la tradicional basada en la relación, es decir, desde enfermedad cardiaca al desarrollo de cáncer.