En entrevista con un diario uruguayo, el médico asesor del Ministerio de Salud y ex jefe del Departamento de Epidemiología de la cartera, el doctor Rafael Araos, planteó que la “inmunidad de rebaño” contra el Covid-19 podría conseguirse recién cuando se vacune al 100 por ciento de la población con tres dosis de vacuna.

Vamos a necesitar vacunar a todo el mundo, y vacunarlos tres veces para tener la expectativa de alcanzar esa inmunidad colectiva. En localidades en las que tenemos gran vacunación, seguimos observando transmisibilidad del virus entre las pocas personas no vacunadas. Pensaría en vacunar a todo el mundo y luego ver”, sugirió el profesional, especialista en Medicina Interna en la Universidad de Chile y Magíster en Ciencias Médicas por Harvard University, al periódico El País.

Ese universo, según dijo Araos, incluye también a niños, niñas y adolescentes“Habrá que avanzar al 100 por ciento (de la población)”, afirmó.

Por otra parte, dijo que es “increíble que, al mirar los datos de vigilancia epidemiológica, se mantienen estables los contagios pese al avance de la vacunación. Es algo que está pasando en todo el Cono Sur, incluyendo a Uruguay”.

Pese a desplegar una de las campañas de vacunación más exitosas del mundo inoculando a cerca de 8 millones de personas con dos dosis –52 por ciento de su población objetivo-, Chile no ha logrado contener el avance del virus.

De acuerdo con las autoridades, hace semanas que la red hospitalaria se encuentra al borde del colapso, superado el 95 por ciento de su capacidad.

“Mi hipótesis es que el virus se transmite tan efectivamente que va buscando a la población no inmunizada y sigue encontrando huéspedes para colonizar. Eso nos dice que la inmunidad de rebaño demorará mucho en llegar y vamos a tener que alcanzar porcentajes de inmunizados que se acerquen al 100 por ciento. El virus está muy adaptado para transmitirse rápidamente“, alertó en diálogo con El País.

“ES MÁS DIFÍCIL DEFENDER LAS RESTRICCIONES EXTREMAS”

Finalmente, Araos aseguró que “ya es más difícil defender las restricciones extremas” y que es necesario liberar -poco a poco- a la población de las medidas de confinamiento, en especial a los ya vacunados.

“Fui defensor de todas las medidas restrictivas mientras no había alternativa. Pero como toda intervención médica, hay que medir los riesgos y los beneficios. Habiendo hoy día resultados bastante sólidos de que las vacunas funcionan, cambia la ecuación de riesgo-beneficio y ya es más difícil defender las restricciones extremas” puntualizó el médico.

Es oportuno liberar, de a poco, a la población que primero fue vacunada. Decirle a un abuelito que, pese al toque de queda, puede caminar al aire libre. Sería un beneficio de salud mental mucho mayor al riesgo de enfermar gravemente”, sentenció.

Leer noticia completa en cooperativa.cl