“Es una campaña abierta al público, con una intención más bien preventiva. Recordar que el cáncer de cuello uterino es de los pocos cánceres que podemos llegar varios años antes de que aparezca, y esa es la gracia de de hacer el Pab, llegamos a identificar una lesión que es tratable y curativa en la gran mayoría”, señaló el jefe de la Unidad de Ginecología Oncológica FALP, Dr. Sebastián Ramírez. 

Ver noticia completa